LA MISERIA

MIRE USTÉ SEÑORITO…

                      

Mire usté señorito, que los extremeños semos mansos, que paece que estemos dominaos, que siempre jacemos caso al amo, que asín que estemos jartos, nos callemos, y que asín nos tengamos poca universiá y aún peor saniá. Mire usté señorito que estemos cada día más aislaos, que pa qué palrá del cachondeo de los trenes de alta velociá, que los extremeños no semos escuchaos porque, tal vez, no gritemos lo suficiente, que queremos ser ciudadanos de primera, como los demás, porque paguemos los mesmos impuestos e incluso más, pero no nos quejemos. Mire usté señorito que los extremeños estemos desuníos y paece que aceptemos nuestra adversiá. Mire usté señorito que nos mienten una y otra vez y nos lo creemos, que va…, paece que semos probes…, de necesiá. Mire usté señorito que estemos acostumbraos a lo poco y a lo menos y asina nos conformemos, aunque nos cierren los bancos, aunque aunque nos regalen los oídos elección tras elección, aquí no pasa na. Mire usté señorito que queremos ser como madrileños, gallegos, catalanes y vascos… y paece que estemos apoltronaos en nuestro sofales…, pero contentos, porque semos, según las estadísticas, los españoles más felices, aunque nos veamos obligaos a emigrá, porque aquí tan siquiera tenemos la oportuniá de coger esos trenes que dicen que pasan una vez en la via, pero que aquí, en Extremadura, no llegan ni a pasá, ni pa ir, ni pa regresá . Y es que nusotros no semos como ellos, señorito, nusotros no nos llevemos los aplausos, a nusotros no nos cortan las orejas y el rabo, y por eso nos estemos queando atrás, porque nusotros no semos de lidiá, señorito, nusotros semos mansos, de campo abierto, de los de las tareas de labranza, de arrastrar la carga, de los demás, de guiá y ayudá a los bravos pa que lleguen a la plaza, pero aluego, los extremeños, volvemos al corral con las orejas gachas. Pero…, ya le digo señorito que tenga usté cuidao porque asín como tenemos reaños para trabajá tamién los tenemos pa luchá por lo nuestro, y por los nuestros, espero que no caigamos en el desánimo, porque los mansos también sabemos corneá y defendenos, tal vez… solo nos jace falta creérnoslo, sabé de quiénes o de qué nos tenemos que defendé, quizá… de nosotros mesmos y, por supuesto, de jaceíles siempre caso a ustedes, señoritos, porque sepa usté que los mansos sí pueden vivir sin los amos, pero no al contrario”.

Manso: Condición benigna y suave. Apacible, sosegado, tranquilo. Manso no significa débil, pero su fuerza se encuentra bajo control o dominio del amo. Los mansos tienen sus ambiciones dominadas.

Estremaúra, 8 de septiembre de 2022

Pedro Moreno «Parrina»

 

MADURA EXTREMA Y DURA EN LUCHA2

EXTREMADURA DE TODOS

 

Extremadura de paja,

de trigos y cebada.

Extremadura desierta,

de espinos y zarzas.

Extremadura de piedra,

de muros y de tapias.

Extremadura del llanto,

del quejío y las lágrimas.

Extremadura de garzas,

de corderos y alimañas.

Extremadura sedienta,

de emigrantes y tascas.

Extremadura dormida,

de siestas y esperanza.

Extremadura olvidada,

de luz…, de agua.

Extremadura de nadie,

de todos…, de nada.

 

Estremaúra, 1 de septiembre de 2022

                        Pedro Moreno «Parrina»   

 

 

 

 


© 2018 firma moreno linares. Todos los derechos reservados.