Todas nuestras distancias

se encuentran, se hallan

entre el pecho y la espalda.

 

Madrid, 2 de diciembre de 2019

Pedro Moreno Parrina

Brindo por las personas que se levantan cada mañana para ir a trabajar para atender a sus negocios o para emprender algún proyecto nuevo o dar trabajo a los demás, por los que cuidan de sus familiares en cualquier circunstancia, por los que educan y enseñan a pensar y exponen diferentes opciones sin adoctrinar, por los que aprenden y profundizan e investigan y ponen en práctica sus conocimientos, por el personal que permanece en vela en las urgencias, por los que son ejemplo de lo que significa libertad, por los que regalan flores y escriben poemas, por los dependientes, por los desahuciados, por los sin techo, por lo que ofrecen otras oportunidades, por los que se encuentran en los mercados, en las avenidas, en las aceras, en los valles, en las montañas o en las estrellas, por la belleza, por la cultura, por la empatía, por el amor, por la amistad, por la paz, por la solidaridad, por los que ofrecen su mano para ayudar a levantarte cuando has tropezado y te has caído volviendo del trabajo o de atender a tu negocio o de emprender algún proyecto nuevo o de dar trabajo a los demás o de cuidar de sus familiares, por los hijos y las madres y los padres y las hijas y los abuelos y las nietas y los tíos y las sobrinas, por aquellas personas cuya inclinación natural es hacer el bien; levanto mi copa y brindo por vosotros.

Que tengáis un excelente 2020.

Madrid, 22 de diciembre de 2019

Pedro Moreno Parrina


© 2018 firma moreno linares. Todos los derechos reservados.