autor de la semana

Hoy quiero…

...Ladrar al gato

...Bañar al pez

...Morder al perro

...Encarcelar a un juez

...Comprar solo productos envueltos en plásticos

...Desenclavar al señor de la pared

...Cortales las alas a los pájaros

...Devolverle al campo las flores que le robé

...Bajar del árbol, extender las alas y…

huir volando de esta estúpida insensatez.

Madrid, 10 de diciembre de 2019

Pedro Moreno Parrina

LA NECESIDAD…

La foto incluida en el artículo fue tomada por José Luis Aguado y Mar Eguiluz en Siem Riep (Camboya) en agosto de 2019, creo que sintetiza el concepto y significado de la palabra necesidad, y da sentido al dicho de: “una imagen vale más que mil palabras”, fue la causante de estas reflexiones acerca de las necesidades reales del ser humano y las creadas.

“Lo mucho es poco para la codicia,

lo poco es mucho para la necesidad”.

SVJT5604

Dicen que no hay mayor falta que la necesidad, ni mayor virtud que no necesitarla.

Ojala nos necesitemos poco y por poco tiempo, porque no hay necesidad alguna de vivir en la necesidad, solo con lo suficiente debiéramos conformarnos, lo bastante es mucho, a veces, y así debiera ser siempre.

Si bien es cierto que se sienten más las necesidades propias que las ajenas, las propias se sienten menos cuando más agudizadas son las de los demás, y también no lo es menos; que si no se tienen necesidades, de las ajenas ni te acuerdas.

La necesidad es diligente, ingeniosa, agudiza la mente, tiene una fuerza irresistible, es elocuente, y sabe dar leyes, aunque no recibirlas. Dicen; que es buena consejera, sobre todo cuando es la consejera la que la padece.

Y es que aunque creamos necesitar la tierra entera, tan solo un trozo nos es suficiente; para enterrar nuestro cadáver, porque hasta la muerte, todo lo que ocurre, de lo más pequeño a lo más grande, ocurre necesariamente.

Escribió Lope de Vega:

“Viviendo todo falta,

muriendo todo sobra”.

 

No esperes necesitar nada de nadie y no te llevarás desilusiones.

Pero; ¿Cómo no necesitar a esas personas que consideramos indispensables y necesarias? Las personas a las que amamos y a la que nos entregamos sin pedir nada a cambio, sino amor.

Es tan hermoso no sentirse solo, no tener que soportar el infierno que supone la soledad a la que irremediable le empuja la vida cuando ya vas no siendo necesario, sobre todo si no tienes bienes materiales que dejar en testamento.

Todo lo que vive no debe vivir para sí solo, ni para uno mismo ¿Qué sentido tendría? No hay nada más hermoso que vivir para otros, darse, entregarse y que te sientan como un ser humano necesario.

Reflexiones:

Es tan hermoso

  decir “te necesito”

  y ser correspondido.

Es más rico quien codicia poco

y más pobre quien codicia todo.

Ojala nos necesitemos poco y por poco tiempo y nos echemos necesariamente más de menos por el placer de vernos para echarnos de más.

Madrid, 3 de octubre de 2019

Pedro Moreno Parrina.

 

 


© 2018 firma moreno linares. Todos los derechos reservados.